Escasez hídrica y el Riego Tecnificado: la herramienta de la agricultura para enfrentar los efectos de la crisis climática

 

Esta tecnología contribuye a mantener e incluso incrementar la producción, haciendo más eficiente la gestión del recurso hídrico cada vez más escaso en zonas de Chile.

Chile atraviesa por un déficit hídrico que ha puesto en jaque al sector agrícola, por lo que la búsqueda de nuevas tecnologías y herramientas que aseguren la producción de alimentos, tanto para el país como para el mundo, se volvió una tarea urgente.  

 

 

En términos generales, se proyecta que el cambio climático en Chile significará un aumento de temperaturas y una disminución de precipitaciones. Para la agricultura nacional, el impacto global de este fenómeno se manifiesta en una constante y preocupante disminución en la disponibilidad de agua para riego de cultivos”, comenta Maurice Streit, Ejecutivo de Fundación para la Innovación Agraria, agencia del Ministerio de Agricultura que promueve procesos de innovación para el sector silvoagropecuario.

 

 

 

Juan Pablo Matte, Secretario General de la Sociedad Nacional de Agricultura asegura que “el agua es un elemento fundamental para el desarrollo de la agricultura, por ello restricciones de este vital elemento, puede conducir a debilitar la seguridad alimentaria de la población. Así, los desafíos que nos ha presentado el cambio climático son crecientes y, por ello, es imprescindible la mayor colaboración entre todos los actores públicos y privados para enfrentarlos”, señala Matte.

WorldSkills Chile, consciente de este complejo escenario y desafío, asumió la tarea de aportar en la búsqueda de soluciones a la problemática que enfrenta el agro por los efectos de la crisis climática y lo ha hecho impulsado la formación de técnicos en la materia y ha relevado la importancia del riego tecnificado como una de las principales herramientas para la optimización del recurso hídrico. Tanto es así, que esta tecnología es una de las competencias que estará nuevamente presente en las próximas Olimpiadas de Habilidades Técnicas 2023, y que se desarrollará precisamente en el Liceo Agrícola El Carmen de San Fernando, institución que ha potenciado los conocimientos en esta materia y posee predios idóneos para la realización de la prueba técnica con estándares internacionales.

“El país ha avanzado en la tecnificación de su riego incorporando sistemas con mayor eficiencia de aplicación, por ejemplo: aspersión, microaspersión y goteo, aumentando la eficiencia teórica desde un 30% en riego por tendido hasta un 90% en goteo; mejorando las estimaciones de requerimientos hídricos de los cultivos, con el uso de estaciones agrometeorológicas e información satelital; mediante el control del riego, usando instrumentos de medición de la humedad del suelo y con la implementación de la telemetría y el telecontrol, entre otros. Todo lo anterior ha logrado aumentar significativamente la eficiencia global del riego”, explica Maurice Streit quien prosigue; “otro aspecto importante es la diversificación de las fuentes de recursos hídricos. La tecnología permite utilizar fuentes de agua alternativas a través de, por ejemplo, la reutilización de aguas residuales y la desalinización. Igualmente, el riego tecnificado favorece la oportunidad del riego; los instrumentos de control del riego y los equipos de riego tecnificado permiten efectuar esta labor de manera oportuna, de acuerdo con los requerimientos hídricos de los cultivos en sus distintas etapas de desarrollo” asegura Streit.  

“Junto con la implementación del riego tecnificado propiamente tal, este ha sido acompañado de una enorme batería de tecnologías, que permiten control a distancia, acción – reacción, fertiriegos y, en general, herramientas que aseguran que los vegetales cuenten con la cantidad exacta y en el momento exacto del agua que requieren. Es una verdadera revolución tecnológica, que en definitiva ha permitido ponerle una suerte de segundo piso a la agricultura, alcanzándose rendimientos y aprovechamientos insospechados”, declaró Matte.

Finalmente, Streit señaló que “la tecnificación puede aportar al aseguramiento de la calidad del recurso hídrico y, por consiguiente, a la calidad de los productos de origen agropecuario. El monitoreo, control y tratamiento del recurso hídrico es relevante con el fin de asegurar su calidad, tanto como insumo productivo como efluente residual de los procesos agrícolas, agroindustriales, pecuarios y forestales”.

Abrir Chat
1
Necesitas ayuda?
Escanea el código
Hola!,
Como te puedo ayudar?